Consejos de Alimentación

Consejos de Alimentación

Nutrirse bien es consumir una dieta saludable y equilibrada para que su cuerpo obtenga los nutrientes que necesita. Los nutrientes son sustancias en los alimentos que nuestros cuerpos necesitan para poder funcionar y crecer. Estos incluyen proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y agua.

La buena alimentación es importante a cualquier edad. Te proporciona energía y puede ayudar a controlar tu peso. También puede ayudar a prevenir enfermedades, como osteoporosis, hipertensión arterial, enfermedades del corazón, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer.

Pero a medida que envejece, el cuerpo y la vida cotidiana cambia, igual que lo que se necesita para mantener la salud. Por ejemplo, se puede necesitar menos calorías, pero de todas formas se requiere una aportación suficiente de nutrientes. Algunos adultos mayores necesitan más proteínas

Es recomendable comer alimentos que aporten muchos nutrientes sin demasiadas calorías o grasas, como por ejemplo:

  • Frutas y vegetales (elija diferentes variedades con colores vivos).
  • Granos integrales, como avena, pan integral y arroz integral.
  • Leche desnatada y queso bajo en calorías, o leche de arroz o de soja enriquecida con vitamina D y calcio.
  • Pescados, mariscos, carnes magras, aves y huevos.
  • Legumbres, nueces y semillas.

 

Evite las calorías vacías o huecas. Son alimentos que tienen muchas calorías pero pocos nutrientes, como patatas fritas, dulces, bollería, bebidas azucaradas y alcohol.

Consuma alimentos bajos en colesterol y grasas. Hay que evitar los que contienen grasas saturadas y trans. Las saturadas son grasas de origen animal, mientras que las trans son grasas procesadas en margarina y grasa alimentaria.

Es necesario beber suficientes líquidos. Algunas personas pierden la capacidad de sentir sed a medida que envejecen. Además, ciertos medicamentos pueden requerir la ingesta de líquidos.
Hacer ejercicio. La actividad física puede ayudar a tener hambre. A veces, las enfermedades u otros problemas pueden dificultar comer bien.

Si está cansado de comer solo, intente organizar algunas comidas caseras o cocinar con un amigo. También puede servir tener algunas comidas en un centro para adultos mayores, un centro comunitario o un centro religioso cercano.

Fuente: NIH: Instituto Nacional sobre el Envejecimiento